URBANISMO

CIUDAD HOJALDRE

123.jpg

Analiza cómo afronta la cultura urbanística el nuevo siglo, cuáles son sus instrumentos y sus carencias, sus certezas y preocupaciones en el período de la irrupción y posterior evolución del tardo capitalismo. Su subtítulo, Visiones urbanas del siglo XXI, nos remite a las formas de mirar la ciudad, a sus rasgos característicos y a cómo la filtramos, la proyectamos y nos proyectamos sobre ella.
Las varias capas de la “ciudad hojaldre” no se traducen en un único meta relato, sino en multitud de pequeños relatos cuyas coincidencias o divergencias son el fruto de sensibilidades distintas. Estos relatos han sido agrupados en cuatro visiones, cada uno de los cuales está guiado por una disciplina que define sus preferencias: la historia marca el tono de la visión culturalista de la ciudad; la sociología y la economía el de la visión sociológica; la ciencia y la filosofía el de la visión organicista; y la técnica el de la visión tecnológica. En su cruce con la arquitectura y el urbanismo, nos informan del impacto que las múltiples realidades contemporáneas –cultura, política, sociedad, economía, filosofía, etc.– están ejerciendo sobre el espacio urbano. Doce ciudades, doce realidades urbanas que confluyen, como si de una sucesión de capas se tratara, en una misma: en la ciudad del siglo XXI, la “ciudad hojaldre”.

Carlos García Vázquez (Sevilla, 1961) es doctor arquitecto y profesor titular del departamento de Historia, Teoría y Composición Arquitectónicas de la Universidad de Sevilla. Autor del libro Berlín-Potsdamer Platz: metrópoli y arquitectura en transición (Fundación Caja de Arquitectos, Barcelona, 2000), ha impartido docencia en las Universidad de Northwestern (Chicago), La Sapienza (Roma), Universidad Central de Santiago de Chile y Universidad de Buenos Aires.

 

SISTEMAS EMERGENTES 

O qué tienen en común hormigas,
neuronas, ciudades y software”

 

sjohnso2.jpg

La sorprendente conducta del moho del fango es que se puede agrupar en un organismo visible o descomponer en individuos microscópicos a partir de las condiciones ambientales y, lo que es más importante, sin que la iniciativa de agruparse o disolverse parta de un individuo de jerarquía superior, un “marcapasos”. La iniciativa es autoregulada por el conjunto de individuos. Es interesante como explica Johnson la dificultad de la comunidad de biólogos por entender un proceso que se desarrollaba sin un plan previo ni un director tocando el pito.Los marcapasos del moho del fango no existen (como han demostrado Keller y Segel) y este organismo puede desarrollarse sin ninguna dirección (como adelantaba el trabajo de Turing). A partir de aquí Johnson extiende el modelo de los sistemas emergentes (o sea, de abajo arriba, en lugar de arriba abajo) a los protagonistas que cita en el título, software incluido. Y puestos en el tema del software, es indudable que donde mejor se cumple este modelo es en el software libre, claro. Pero el análisis se puede extender a todo lo que significa Internet y las comunidades virtuales, agregación de internautas que se agrupan sin un plan previo y crean un conjunto que supera en posibilidades la suma de sus partes. La tecnología, que Turing contribuyó a desarrollar, converge con la biología que Turing ayudó a empujar (y con otras muchas cosas).

¿DE QUE MANERA SE HA MODIFICADO TECNOLOGICAMENTE BOGOTA?

Bogota con los años se ha modificado lentamente y se ha adaptado a la tecnología principalmente en obras públicas, como: vías, puentes, construcciones de edificaciones y maquinaria, la cual hace posible estos avances ya que optimizan la producción y la calidad de las obras.Gracias a la tecnología, bogota ha ido creciendo a lo largo, ancho, hacia arriba y hacia abajo, ya que hay posibilidad de nuevas formas de construcción que no solo aumentan la ciudad en extensión sino en población porque la convierten en un atractivo para las personas y comienza a brindar nuevas oportunidades.En los últimos años se han construido edificios extremadamente altos sobre la carrera séptima y las zonas financieras de la ciudad, los llamados edificios inteligentes brindando seguridad y comodidad a las personas que los habitan; ya que sus bases y estructuras son de columnas y vigas  de metal que dan estabilidad ante cualquier sismo que ocurra, la tecnología que ofrecen estos edificios son un valor agregado que da confort y aumenta la calidad de la obra.Otro avance tecnológico o más bien de innovación que adquirió la ciudad es la calzada de la calle 85 que en lugar de ser asfalto, fue construida en concreto, haciendo la calle más duradera y minimizando costos, ya que no necesita un mantenimiento  constante.En cuanto al transporte el avance a sido significativo, ya que el transporte publico ha mejorado gracias al transmilenio y a los nuevos taxis que se han propuesto a contaminar menos la ciudad con el gas natural, este avance es impórtate ya que el medio ambiente lo estamos afectando gravemente por el uso desmedido y sin control de gases y materiales contaminantes; y bogota es una de la ciudades que esta implantando esta tecnología y mitigando el daño.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s